No todas viven en Salem 2 - Karina Miranda.jpeg

CARACOLA PRODUCCIONES

  • Twitter - Gris Círculo
  • Instagram - Gris Círculo
  • Facebook - Gris Círculo

Daniela Villaseñor Tapia, Jimena Eme Vázquez, Rebeca Roa Oliva,

Karla Elvira Cervantes López, Joel Cárcamo González,

Georgina Rocío Botello Gómez y Karina Miranda Reyes 

Ciudad de México

Ciudad de México (2012-2021). Compañía especializada en la creación de espectáculos de títeres para audiencias adultas; integrada por egresados del Colegio de Literatura Dramática y Teatro y la Facultad de Artes y Diseño de la UNAM. En 2011, la compañía trabajó en conjunto con Pablo Cueto e Itzel Tapia en el montaje del espectáculo "El señor de las moscas", adaptación para teatro de juguete en miniatura de la novela de W. Golding, obra ganadora del primer lugar del XX Festival Nacional e Internacional de Teatro Universitario (categoría C1) y participante en el 28° Festival Internacional de Títeres Rosete Aranda. En 2014 produjo la puesta en escena "Western Lullaby", presentada en el Festival Cultural Adultíteres y en el XIV Festival Mireya Cueto. Ese mismo año la compañía fue merecedora del apoyo Incubadora de Grupos Teatrales, iniciativa impulsada por Teatro UNAM y el Colegio de Literatura Dramática y Teatro. Con tal estímulo produjo Shahrazad, teatro en miniatura basado en "Las mil y una noches y otros relatos". El espectáculo se estrenó en el foro La gruta del Centro Cultural Helénico.

En 2015 realiza el proyecto escénico "Lady Lazarus" (adaptación de textos de Sylvia Plath para teatro de juguete en miniatura), producido con el apoyo del programa Creadores Escénicos 2014-2015, especialidad actores y actrices de títeres del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA) y el Centro de Arte Dramático A.C., la obra ha tenido dos temporadas en el teatro La Capilla.


A lo largo del año 2016, creó el espectáculo "Memorias de abajo" (adaptación de relatos de Leonora Carrington para teatro de juguete), proyecto impulsado por la Fundación Leonora Carrington A.C. y los programas Jóvenes Creadores 2015 con especialidad en dirección escénica y Fomento a Proyectos y Coinversiones Culturales 2016-2017 del FONCA. A principios del 2017, "Memorias de abajo" tuvo su temporada de estreno en el Foro La Gruta del Centro Cultural Helénico y fue nominada a los Premios Cartelera 2017, tercer periodo. Posteriormente, presentó su segunda temporada en el Foro Polivalente Antonieta Rivas Mercado de la Biblioteca de México y cerró el año con una tercera temporada en el teatro La Capilla. A partir de "Memorias de abajo", Gina Botello (directora de escena del espectáculo) fue seleccionada para formar parte de “Las 30 promesas del arte y la creatividad en México”, iniciativa impulsada por el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes y el Centro Creativo de Cultura Colectiva. 

En 2019, la agrupación creó "No todas viven en Salem", espectáculo de títeres para adultos que formó parte del Programa de Residencia Artísticas 2018 del teatro La Capilla. Tuvo su temporada de estreno en el año 2019 en el teatro La Capilla y tendrá su segunda temporada en el foro La gruta del Centro Cultural Helénico. 

Finalmente, a lo largo del año 2020 produjo "Departamento 4 b" y "MW, La vaca que baila tap", ambos espectáculos para pantallas creados con el apoyo de Teatro UNAM.

¿POR QUÉ TRABAJAR EN COLECTIVIDAD?

 

En el entendido de que el todo es mayor que la suma de sus partes, para la creación escénica de un espectáculo, cada integrante de Caracola es artífice de una rama en particular que exige un desarrollo técnico específico. Una piedra angular en esta compañía es la riqueza que aporta cada una de nosotras, tanto en saberes como en perspectivas. En este sentido, se puede afirmar que Caracola Producciones se configura como compañía gracias a una forma de trabajo de naturaleza multidisciplinaria.
 
Trabajar en colectividad facilita el desempeño de las tareas que conforman el acontecimiento teatral y permite que el impulso creativo de todas ocurra ordenadamente. Los espectáculos teatrales de Caracola Producciones se logran a través de esfuerzos colaborativos en favor del encuentro con el público, quienes dotan de sentido a la producción creativa y completan la experiencia escénica. 

¿CUÁLES SON SUS METODOLOGÍAS PARA ABORDAR UN PROYECTO EN COMÚN?

Cada puesta en escena posee sus retos en tanto que cada engranaje que nos proponemos es distinto. Desde la concepción de la idea hasta la materialización en escena, esta compañía busca establecer un equilibrio entre la experiencia visual, la esfera de lo sonoro (y aquí nos referimos tanto al texto como la música) y la dimensión performativa que ocurre cuando las intérpretes ponen en acción los distintos niveles de significado a través de la ficción. Los elementos multimedia también abren un canal de posibilidades para nutrir el relato de lo que ocurre durante la función.  

¿CUÁLES SON SUS REFERENTES PARA LA CREACIÓN QUE DESARROLLAN?

El trabajo creativo del artista Pablo Cueto, específicamente el teatro en miniatura y la tradición titiritera que permea sus espectáculos, fue el punto de partida para Caracola Producciones y se ha convertido en parte medular para el desarrollo de la compañía. A partir del extraordinario encuentro con dicho artista titiritero, tuvimos la oportunidad de explorar diversas técnicas del lenguaje titeril y conocimos una metodología de creación que luego de ocho años seguimos utilizando y que hemos nutrido con nuestra formación universitaria.
 
A manera de revisión histórica, rescatamos la mancuerna creativa que estableció Edward Gordon Craig –creador escénico multidisciplinario de la primera mitad del siglo XX– con los hermanos Yeats que diseñaron y escribieron nuevas obras para teatro de juguete.  El teatro de papel también es un referente importante, rescatamos los aportes de artistas estadounidenses como Janie Geiser, Stuart Sherman, Paul Zaloom, Stephen Kaplin y Mark Sussman. 
 
Por otra parte, nuestros espectáculos están totalmente inspirados por el lenguaje cinematográfico. Al ser un tipo de teatro cuya materia de creación es la imagen, nos es inevitable nutrirnos del cine en cuanto a técnicas visuales. Particularmente, el cine de animación de Jan Švankmajer ha sido una fuente que ha alimentado nuestra creatividad y nos ha abierto los ojos en cuanto a técnicas, estéticas y posibilidad de discursos. Además, su decálogo se ha convertido en una guía a la que recurrimos cada que nos enfrentamos al proceso creativo.
 
De la misma manera, la creación de la cineasta Julie Taymor (directora cuyo origen es el teatro de títeres) es una inspiración pura en cuanto al manejo de objetos y su posibilidad de generar magia en escena. Además, trabaja temáticas para adultos, lo que refuerza nuestra necesidad de construir espectáculos de títeres y objetos dirigidos a estas audiencias, con un lenguaje que frecuentemente se relaciona y encasilla al teatro para niños.