ASPECTOS SOCIALES RELEVANTES

Nosotros estuvimos asistiendo a las marchas de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa y nos dimos cuenta que no éramos escuchados, que algo teníamos que hacer, que éramos un grupo de personas muy limitado y que nadie se unía a esta causa, nos preguntamos qué tenía que pasar para que una causa sea colectiva. 

 

Ariana Candela Michel, Tribu Teatro.

La creación artística ha estado siempre determinada por el contexto en el que se desarrolla y las interrogantes sobre el arte no están desvinculadas de las interrogantes sobre el poder. Esta relación estrecha entre arte y política; como construcción de polis —ciudad—, ha conformado gran parte de las transformaciones de la escena teatral mexicana: formas de relación, temáticas a abordar e incidencia en entornos específicos, por mencionar algunas de las características que distinguen el trabajo de los grupos convocados en esta exposición. 

 

A nivel global, el derrumbe de las torres gemelas del WTC, en Nueva York, marcó la entrada al nuevo milenio. Este acto performativo y espectacular del 11/09/01, logró detonar aspectos sumamente relevantes para la geopolítica, y con ello, para una nueva distribución de capitales que han definido el rumbo de este milenio. 

 

En el transcurso de las dos décadas convocadas en esta muestra, hemos sido testigos del fin de las utopías y hemos constatado algunos eventos macro políticos que vale la pena resaltar brevemente como: el inicio de la guerra de Afganistán; la ocupación de las fuerzas norteamericanas en ese país, y ahora, veinte años después, la inminente salida de las tropas de ese territorio. 

 

Nuestro objetivo en este apartado es lograr mostrar un contexto global y nacional, para configurar un panorama general en el cual las propuestas escénicas aquí reunidas fueron creadas. Si bien no pretendemos mostrar un panorama minucioso, nos interesa hacer mención de los siguientes eventos significativos que, en su mayoría, han implicado un cambio en la forma de organización y lucha social con ayuda de las redes sociales. 

 

En el inicio de la segunda década; diciembre 2010, fuimos testigos de lo que George-Didi Huberman ha llamado las sublevaciones, el movimiento de protestas de países árabes conocido como la Primavera Árabe. A pesar de los escasos logros democráticos que este movimiento generó en Túnez, Egipto y Siria, su surgimiento marcó un precedente en la idea de rebelión y de la lucha por la participación ciudadana ante la acentuación de totalitarismos y de diferencias sociales provocadas por el neoliberalismo. 

Al año siguiente, el 15M surgido en Madrid el 15 de mayo del 2011, mostró el desencanto y la indignación de la juventud española por la incertidumbre de un mejor futuro. Al grito de “No estamos armados, estamos indignados” este movimiento logró configurar una fisura en el sistema político español y logró tener una reverberancia en la juventud mexicana. 

 

Finalmente, como acontecimientos sociales relevantes fuera de México, mencionamos el estallido social iniciado el 15 de octubre del 2019 en Santiago de Chile, un movimiento que al grito de “No son 30 pesos, son 30 años”, inundó las calles de varias provincias y comunas chilenas. En la capital de aquel país, el 25 de octubre se realizó la movilización antineoliberal más grande nunca antes vista, marcando una nueva era en la sociedad chilena bajo la consigna “Chile despertó”

 

A continuación, enumeramos algunos de los acontecimientos que en nuestro país han incidido de manera directa en la participación y el posicionamiento de la comunidad teatral a lo largo de estas dos décadas. 

 

2000

El cambio de milenio trajo consigo un cambio de gobierno y de alternancia en el poder. Después de 72 años bajo el gobierno del Partido Revolucionario Institucional, PRI, La llegada del Partido Acción Nacional, PAN, a la presidencia de la república inauguró una serie de esperanzas que a lo largo de este primer sexenio no se cumplieron. Destacamos en estos años un reforzamiento del pensamiento de derecha, una forma de gobernar basada en el neoliberalismo y una vinculación estrecha entre gobierno e iglesia. 

 

2006

Las elecciones del 2006 marcaron un punto de ruptura en la forma de hacer política en el país, fue en esa sucesión de gobierno del Partido Acción Nacional, PAN, que surgieron distintas iniciativas, que desde el campo de lo escénico, conformaron una parte de visibilización del disenso político con el gobierno del presidente Felipe Calderón. Este gobierno generó una serie de desacuerdos significativos que incidieron en la situación del país. Mencionamos principalmente la declaratoria de guerra contra el narcotráfico realizada por Felipe Calderón el 11 de diciembre y con ella, la peligrosa salida del ejército a las calles y el inicio de la militarización del país. 

 

2008

Esta declaratoria inició una época de extrema violencia nunca antes vivida en México y una fuerte infiltración de los cárteles en instituciones locales. Entre 2008 y 2010 el país se sumerge en una batalla frontal declarada en esa lucha contra el narcotráfico, los altos índices de violencia empiezan a arrojar resultados terribles para la población. Este sexenio fue marcado por un escalamiento de la violencia debido a las estrategias de combate entre los cárteles de la droga y las fuerzas armadas. 

 

2010

Con más de 30,000 muertos como resultado de esta guerra surge el movimiento No+sangre, encabezado por el poeta Javier Sicilia y la sociedad civil que llenan las calles de varias ciudades del país exigiendo el alto de la guerra del gobierno y los asesinatos de la población. Estas manifestaciones silenciosas enmarcan y potencian la presencia de la ciudadanía, implicando a grupos de la comunidad artística y teatral. 

 

En relación a algunos aspectos mencionados en este apartado y su incidencia en el ámbito de lo escénico podemos mencionar la publicación de los libros Teatro y performatividad en tiempos de desmesura; Las artes escénicas y su incidencia en el contexto en el que se desarrollan, coordinado por Gabriel Yépez y publicado por la editorial Libros de Godot en 2012 y Cuerpos sin duelo. Iconografías y teatralidades del dolor, de Ileana Diéguez, publicado por DocumentA Escénicas en 2013. 

 

2012

El final de este sexenio y el muy articulado regreso del PRI al poder, marcaron un momento esencial en la toma de conciencia de una gran parte de la comunidad teatral, de esta forma la incidencia en las manifestaciones en contra de la posible llegada del telecandidato Enrique Peña Nieto a la presidencia, mostraron una postura por parte de la comunidad teatral que de manera enérgica tomó la palabra a través de acciones concretas dentro de las manifestaciones de todo el país. Si bien las acciones manifestadas no fueron suficientes para evitar el regreso del PRI al poder, sí marcaron de manera definitiva a una generación de estudiantes y creadores teatrales que lograron en comunidad generar una visibilidad nunca antes vista. Esta unión se volvió a manifestar con las marchas sucedáneas al movimiento #yosoy132 que expresaba tanto en redes sociales como en las calles su repudio al candidato Peña Nieto.

 

2014

El 30 de junio 22 personas fueron asesinadas en una bodega en el municipio de Tlatlaya, en el Estado de México. Dichos asesinatos ocurrieron en un supuesto enfrentamiento con integrantes del 102 Batallón de Infantería. De acuerdo con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, CNDH, la escena del crimen fue alterada por las fuerzas castrenses ya que más que un enfrentamiento se trató de una ejecución. Este evento colocó al Estado Mexicano como perpetrador de la masacre contra civiles.  

 

A menos de tres meses del Caso Tlatlaya, el 26 de septiembre sucedió un evento que marcaría de manera definitiva la conciencia política de nuestro país: 43 estudiantes fueron desaparecidos en la llamada Noche de Iguala, en Ayotzinapa, Guerrero. Este acontecimiento cimbró a la sociedad civil y las manifestaciones de protesta no se hicieron esperar. De esta forma la comunidad teatral; docentes, estudiantes y creadores escénicos en general tomaron nuevamente las calles y se unieron a las grandes protestas por este crimen de lesa humanidad.

Estos acontecimientos fueron permeando el quehacer teatral, la vida académica, y sobre todo, fueron convocando a los jóvenes estudiantes de teatro a mirar hacia una realidad que los emplazaba a la participación desde sus propias formas de relación. 

 

2017

Como un referente innegable en esta serie de acontecimientos, se vuelve esencial mencionar el momento de una toma de consciencia desde una perspectiva de género. El movimiento #MeToo, creado por la activista Tarana Burke en 2006, para denunciar la violencia sexual en comunidades marginadas de los Estados Unidos, fue retomado once años después a raíz de la denuncia de abuso sexual por parte del productor cinematográfico de Hollywood Harvey Weinstein. La repercusión de este movimiento se fue extendiendo dentro de varios campos de la creación artística y el teatro no fue la excepción, de esta forma a partir de 2017 las denuncias no se hicieron esperar a través de redes sociales como #MeTooTeatroMexicano y #YoTeCreo, principalmente. Este contexto va a enmarcar y visualizar una serie de prácticas que nunca antes habían sido visibilizadas ante la propia comunidad teatral y va a poner en crisis las formas de relación dentro de las aulas, los espacios de ensayo y los propios teatros, generando un panorama de apertura para nuevas formas de relación para la comunidad teatral.

 

2020

El 8 de marzo 2020, Día Internacional de la Mujer, logró convocar a decenas de miles de mujeres y aliades de la causa feminista en todo el país. Esta marcha organizada del Monumento a la Revolución a la Antimonumenta “Ni una más”, colocada el año anterior frente al Palacio de Bellas Artes, significó la salida a las calles de una población indignada por el asesinato de mujeres en el país. De acuerdo con el informe Violencia contra mujeres, del Sistema de Seguridad Pública, se calcula que en México, en 2020, fue asesinada una mujer cada dos hora y media, es decir, un total de 3,723 asesinatos de mujeres en este año: más de 10 mujeres asesinadas cada día. De acuerdo con el informe Las dos pandemias. Violencia contra la mujeres en México en el contexto COVID-19 elaborado por la Relatora Especial de Naciones Unidas, el aumento de asesinatos de mujeres en nuestro país es un problema que desde 2006 ha ido en aumento. Con base en el reporte presentado en enero del 2021 por la Cámara de Diputados de la actual Legislatura, de 2015 a 2020 el aumento de muertes violentas de mujeres; incluyendo feminicidios y homicidios dolosos, ha tenido un incremento del 73.40%.

La marcha del 8M, 2020, Fue el último de los acontecimientos multitudinarios realizado antes de las restricciones de convivencia social impuestas por la pandemia y fue reforzada por la presencia de la fuerte ola feminista extendida desde el estallido social chileno en octubre del 2019 y, en gran medida, por Un violador en tu camino, performance colectivo realizado en el centro de Santiago el 25 de noviembre de ese año, convocado por Las tesis, un grupo de mujeres artistas y activistas de Valparaíso.